Henry Rousseau, pionero del Naïf

Estándar

Al hilo de la exposición de la pintora madrileña Mansura de estilo naïf, hoy haremos un repaso a la vida y obra del pintor considerado máximo exponente de este estilo Henry Rousseau. La técnica en el naïf destaca porque se olvida de la perspectiva y las proporciones. Las figuras son planas y las figuras tienen un involuntario aire de caricatura. A pesar de que en un principio la idea de Rousseau era documentar la realidad, sus obras más conocidas tienen temática exótica y onírica además de una pátina de inocencia.

 

Henri Rousseau nació en Laval, al norte de Francia, el 21 de mayo de 1844. Su padre era un pequeño fabricante de lámparas de aceite y hojalatero y su madre nieta de un oficial de infantería de Napoleón.

En su juventud intentó estudiar Derecho, pero las circunstancias eran precarias y no logró graduarse. Trabajó como pasante en un bufete de la ciudad de Angers, un trabajo mal pagado del que fue despedido por hurtar estampillas. Durante esta etapa se despertó en él un gran interés por la poesía y la música.

Empezó a pintar en serio con poco más de cuarenta años, y a la de edad de 49 se retiró de su puesto en la administración para dedicarse de lleno a la pintura.

 

Aproximadamente desde 1890 se observa una maduración en su lenguaje pictórico. Si bien durante toda su carrera artística pintó obras de corte realista, con frecuencia también dejó que su fantasía se potenciara hasta casi el surrealismo. Por ejemplo, en La gitana dormida (1897) se ve a una mujer durmiendo plácidamente en medio de un exótico desierto mientras un león la observa muy de cerca; el paisaje y el león podrían ser una fantasía onírica de la gitana. En El Sueño (1910), esta potenciación de lo superrealista es igual de perceptible.

Sus cuadros más conocidos representan escenas selváticas, a pesar de que él nunca abandonó Francia ni vio una jungla. Carecen de rigor las historias difundidas por admiradores suyos sobre un supuesto servicio en el ejército que incluyera la fuerza expedicionaria francesa a México.

Su inspiración provenía de libros con ilustraciones y de los jardines botánicos y el zoológico de París, así como de dibujos de animales salvajes disecados. También había conocido a soldados durante su servicio militar que habían sobrevivido a la expedición francesa a México y había escuchado sus historias del país subtropical. Se considera que la primera (y la más representativa) de sus “junglas” es Tigre en una tormenta tropical (¡Sorprendido!) (1891).

Junto a sus escenas exóticas hubo una producción simultánea de imágenes topográficas más pequeñas de la ciudad de París y sus alrededores. Éstas tienen en ocasiones detalles relacionados con el progreso técnico y científico de la época: chimeneas de fábricas, aerostatos, dirigibles, postes de telégrafo, biplanos, etc.

Rousseau declaró que no tuvo otro maestro que la naturaleza.

Anuncios

Acerca de cafepriorite

Restaurante en la Calle Montera 42, en pleno centro de Madrid. Amante del arte, Prioritè es una tienda de arte y cafetería selecta, con un espacio cedido a exposiciones de arte, para que nuestros artistas puedan difundir su arte en nuestro pequeño oasis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s