Archivos Mensuales: junio 2014

Sorbetes de limón y cava

Estándar

El sol pega bien fuerte y apetece una bebida fresquita, pero ya estamos un poco cansados de los refrescos de siempre, ¿o no? Con unos ingredientes facilitos que seguro que tenemos por casa, el mínimo trabajo y un poco de tiempo podemos prepararnos este sorbete de limón que nos endulzará y refrescará las tardes de verano. La receta es de Eva Arguiñano.

 Imagen

Ingredientes para 6 personas:

  • 1/2 botella de cava o champán
  • 1 l de helado de limón
  • 8 cucharadas de nata
  • 4 cucharadas de vodka
  • 1 limón
  • un poco de curaçao azul
  • 2 cucharadas de azúcar
  • unas hojas de menta

 

Elaboración:

Limpia el limón y con una puntilla saca un trozo largo de la cáscara. Córtalo en tiras finas y resérvalas. Coloca el helado en el vaso de la batidora, añade la nata, el vodka y el cava. Tritura con una batidora eléctrica hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.

Pon el azúcar en un plato y vierte el curaçao en otro. A la hora de servir, moja los bordes de las copas primero con el curaçao y después pásalas por el plato con azúcar para decorar.

Vierte el sorbete en las copas y adórnalo con unas hojas de menta y las tiras finas de limón.

A la hora de preparar este sorbete, lo mejor es que lo hagas en el momento de consumirlo porque pasado un tiempo, los ingredientes tienden a separarse. El curaçao es un licor de exquisito aroma, elaborado con la piel de las naranjas que se cultivan en la isla del mismo nombre. Si no tienes curaçao, puedes sustituirlo por otro licor de naranja.

 

 

Anuncios

Coca para la noche de San Juan

Estándar

Esta noche se celebra la Noche de San Juan. En muchos puntos de España se preparan ya las hogueras y nos disponemos a quemar todo lo malo para dejar paso a todo lo nuevo. Bueno, quizá si no vivimos en una ciudad que lo celebre con hogueras o no disponemos de un sitio seguro en el que encender un fuego deberíamos olvidarnos de esto último. Pero lo que si que podemos hacer es preparar la típica coca de San Juan. Esta receta es del blog Estoy hecho un cocinillas y tiene una pinta estupenda.

Imagen

imagen

 

Ingredientes:
Para la masa madre:

  • 50 ml de leche entera, tibia
  • 50 g de harina de fuerza
  • 15 g de levadura fresca (o 5 g de levadura seca)
  • Para la masa:
  • 175 g de harina de fuerza
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo M
  • 25 ml de leche entera
  • 25 g de mantequilla
  • Ralladura de 1 naranja
  • 1/2 vaina de vainilla, cortala a lo largo y rascadas las semillas
  • Sal

 

Para decorar:

  • Fruta confitada: naranjas, guindas, calabaza teñida…
  • Piñones
  • 1 huevo

Para la crema pastelera:

  1. 350 ml de leche
  2. 4 yemas de huevo
  3. 1 bastón de canela
  4. La piel de un limón (sin la parte blanca)
  5. 80 g de azúcar
  6. 35 g de maicena
  7. 35 g de mantequilla (opcional), a temperatura ambiente

 

Elaboración:
Prepara la crema pastelera:

En un cazo, pon a calentar a fuego bajo-medio la leche con la canela, el limón y la mitad del azúcar, cuando rompa a hervir, apaga el fuego. Bate las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Luego incorpora progresivamente la maicena. Añade la leche poco a poco, colándola para eliminar la canela y el limón, sin dejar de remover. Pasa la mezcla al cazo y caliéntala a fuego bajo-medio, hasta que esté a punto de hervir. Apaga el fuego y remueve un poco más (1 minuto o así). Pasa la crema a un bol y déjala templar. Cuando esté templada, mezcla la mantequilla (este paso es opcional). Guarda la crema en la nevera cubierta con film plástico en contacto directo. Debe enfriarse bien.

Prepara la masa madre:

Disuelve la levadura en la leche tibia. Mezcla con la harina. Deja reposar la masa al menos una hora o hasta que doble su volúmen.

Prepara la masa:

En un bol, coloca la masa madre, añade el harina y haz un volcán para echar el huevo y una pizca de sal. Mezcla el huevo con la harina un poco. Incorpora la mantequilla (en punto de pomada), el azúcar, la leche, la ralladura de naranja, las semillas de vainilla y amasa dentro del bol. Puedes ayudarte con una cuchara de madera. Cuando se despegue de las paredes, pásala a la encimera. Amásala unos 20 minutos. Forma una bola y colócala en un gran bol previamente engrasado con mantequilla. Cubre con un trapo de cocina limpio y déjalo reposar unas 4 horas, o hasta que triplique su volumen. Este proceso puedes acelerarlo metiéndola en el horno precalentado a 50º y apagándolo para que leve con el calor residual. Una vez levada la masa, sácala del bol y colócala en la bandeja para horno, previamente forrada con papel de hornear y éste engrasado ligeramente con mantequilla. Dale la forma que desees con los dedos, puede ser ovalada, redonda o cuadrada… Déjala levar una hora y media más, tapada con el trapo de cocina. Igual que en el paso 6, el levado puedes acelerarlo en horno precalentado a 50º y apagándolo. Una vez levada, sácala del horno y éste ponlo a calentar a 180ºC ambos fuegos.

Decora la coca con crema pastelera con la ayuda de una manga pastelera. Puedes hacer un entramado de rombos. Con cuidado, pinta toda la coca con huevo batido. Decora con las frutas confitadas y los piñones. Cuando el horno esté caliente, mete la coca y hornéala por 20 minutos.

 

Postre de plátano con crema

Estándar

En Prioritè sentimos pasión por la buena comida. Nuestra carta está repleta de platos que, además de buenos, son sanos. Combinan los mejores ingredientes para conseguir las mejores pastas, pizzas, sandwiches, wraps… ¡Una variedad impresionante!
Es de esperar que además de disfrutar comiendo queramos hacerlo lo más sano posible. La receta de esta semana lleva nata y caramelo pero también fruta y frutos secos que la hacen doblemente buena. Esperamos que la disfrutéis.

Imagen

imagen

 

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 plátanos medianos
  • 250 gr. de requesón o 2 yogures naturales
  • 100 gr. de nata líquida.
  • 1 sobre de vainilla
  • 1 limón
  • 4 cucharadas de licor de almendras (Amaretto)
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de avellanas molidas

 

Preparación:

En primer lugar exprimimos el limón. Pelamos los plátanos, cortamos ocho rodajas para decorar y el resto lo picamos en trozos pequeños. Ponemos todo el plátano en una fuente y lo rociamos con el zumo de limón. Este truco ayudará a que el plátano aguante más tiempo sin oscurecerse. Una vez hecho esto, apartamos las rodajas de decoración del resto del plátano.

Ponemos 4 cucharadas de azúcar en un cazo a fuego lento, esperamos a que se haga caramelo para incorporar las avellanas molidas y revolvemos bien. Cuando esté bien ligados, retiramos el cazo del fuego y ponemos el caramelo en una superficie fría. Cuando se quede duro lo desmenuzamos y lo reservamos.

Mezclamos el requesón o los yogures con la vainilla y el licor de almendras. Añadimos el azúcar restante a la nata líquida y la montamos con la ayuda de unas varillas. Cuando esté consistente la incorporamos a la mezcla de requesón o yogur junto con los plátanos.

Reparte esta crema en cuatro recipientes, espolvorea con el crocante de avellanas y adorna con las rodajas de plátano. Podemos acompañarlo también de unas galletas tipo “digestive” o de unos bizcochos de soletilla.

 

Gelatina de almendras

Estándar

Con la llegada del buen tiempo todo nos apetece más fresquito y ligero. Esta época del año es el paraíso para encontrar y preparar recetas sencillas  y muy resultonas con ingredientes naturales. Además es el momento en el que más fiestas, reuniones, quedadas y eventos sociales tenemos con amigos y familia, ¡cualquier excusa es buena para montar una comilona! Los postres de gelatina son una opción muy fácil y rápidos de preparar para quienes no tienen mucha experiencia todavía con la repostería o para quienes necesitan un detallito que llevar a una comida con amigo o una merienda improvisada.

Imagenimagen

 

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 560 ml de leche fría
  • 4 yemas de huevo
  • 90 g de almendras peladas
  • 1 cucharada de esencia de almendra
  • 155 g de azúcar

 

Preparación:

Comenzamos disolviendo la gelatina en 60 mililitros de leche fría y la dejamos reposar unos 5 minutos. Mientras tanto, trituramos las almendras hasta reducirlas a polvo y las batimos con el resto de la leche, el azúcar y las yemas de huevo. Ponemos esta mezcla a fuego lento hasta que espese. Retiramos del fuego, añadimos la esencia de almendra, mezclamos con cuidado y agregamos la gelatina. Batimos con la varilla hasta que se disuelva.
Engrasamos el interior de un molde para flan con la capacidad de 1 litro y rellenamos con la gelatina. Esperamos que se enfríe antes de pasarlo al frigorífico y lo dejamos enfriar en él durante al menos 3 horas. Lo desmoldamos justo cuando lo vayamos a servir.

Este postre se puede decorar con frutas cocidas o en almíbar para darle un toque de color. Además, las gelatinas suelen prepararse con agua o leche pero podemos sustituir una parte de estas por algún vino o licor (moscatel, amaretto, licor de café o de avellanas, agua de azahar, esencia de rosas…) para añadirle sabor y aromas.

 

Tarta de queso y fresas

Estándar

Si alguna vez habéis visitado Prioritè y habéis probado nuestras tartas, sabréis bien que somos unos apasionados de la repostería. Las tenemos de todo tipo: de limón, brownie, oreo, caramelo y por supuesto, tarta de queso. Si tienes algo de tiempo libre y ganas de disfrutar de verdad, te recomendamos que llames a un buen amigo y vengáis a probarlas en directo acompañadas de uno de nuestros ricos cafés. Y mientras buscas ese huequecito en la agenda para hacernos una visita, compartimos contigo una receta de cheescake como nunca antes habías probado.

Imagen

imagen

Ingredientes (Para un molde de 26 cm de diámetro):

  • 250 g de arándanos, fresas o frambuesas
  • 100 g de mantequilla cortada en láminas finas
  • 360 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 1 sobrecito de levadura química
  • 500 g de queso crema o de untar
  • 3 huevos
  • 200g de leche condensada
  • 1 sobrecito de azúcar vainillado
  • 1 limón


Preparación:
Precalentamos el horno a 180º, engrasamos el molde desmontable con mantequilla y lo cubrimos con papel de horno. Mezclamos en un bol grande la harina con el azúcar y la levadura química. En otro cuenco, mezclamos el queso con los huevos, la leche condensada, una pizaca de la piel rallada de limón y el azúcar avainillado.
Vertemos en el molde la mitad de la primera preparación (la de la harina) y apretamos bien. Vertemos la segunda preparación (la del queso) y cubrimos con el resto de la primera preparación. Alisamos sin aplastar y repartimos las láminas de mantequilla por encima y decoramos con las frutas. Horneamos entre 45 y 50 minutos.
Antes de desmoldar la tarta, la dejamos enfriar en el frigorífico, a ser posible, la noche entera.