Archivos Mensuales: agosto 2014

Tarta de queso super fácil para despedir agosto

Estándar

Estamos ya en la última semana de agosto, ¡el verano se nos ha pasado volando! Entre recetas, eventos, arte y exposiciones hemos pasado unos meses estupendos sin salir de Madrid. Para ir asimilando poco a poco que tenemos que volver a la rutina os proponemos una receta muy sencilla y golosa. Porque el final del verano también puede ser dulce.

 

822b168e132945925adc722696e6e14a

fuente de la imagen

Tarta de queso super fácil.

Ingredientes:

  • ½ litro de nata de cocina (33% grasa).
  • Leche semidesnatada.
  • 125 gr de queso de untar.
  • Un sobre de cuajada.
  • 4 cucharadas soperas de azúcar.
    Caramelo líquido.

Preparación:

En primer lugar preparamos el molde en el que vamos a poner nuestra tarta untando todo el fondo con el caramelo líquido. Una vez hecho esto nos ponemos con la receta. Ponemos el medio litro de nata al fuego y lo calentamos hasta que rompa a hervir. Entonces lo pasamos al vaso de la batidora y rellenamos con la leche semidesnatada dejando dos dedos. Añadimos una tarrina de queso de untar, el sobre de cuajada, el azúcar y lo batimos todo. Cuando ya esté ligado lo ponemos en el molde y, a la nevera. ¡Y ya está!

 

Como veis es una receta rápida y con ingredientes que tenemos por casa seguro. Para darte un caprichito en las últimas tardes de agosto.

Preparando recetas de verano. Hoy, gazpacho de frutas.

Estándar

Ya sabéis que en Prioritè somos unos apasionados de la vida sana. Esto lo trasladamos al día a día ofreciendo en nuestra carta platos saludables con los mejores y más naturales ingredientes y elaborados por nosotros mismos. Si a esto le sumamos que el verano es la época del año en la que más tiempo tenemos para mimarnos y ponerle un poco de atención a lo que comemos la jugada nos sale redonda.

Y como ya llevamos unas cuantas semanas entre heladitos y tartas, hoy nos hemos decidido a colgar una receta sana aunque no por ello menos deliciosa. Se trata de un gazpacho con un toque algo especial.

imagen vía Barcelonette

Ingredientes:
6 tomates maduros.

Medio pepino pequeño

Media cebolla pequeña

1 trozo de pimiento

1 melocotón

1 diente de ajo

3 cucharadas de aceite

Agua, vinagre y sal.

Preparación:

Quitamos las semillas de los tomates y del pimiento. Pelamos el pepino, el ajo, la cebolla y el melocotón y deshuesamos este último.  Troceamos todo lo anterior, lo ponemos en el vaso de la batidora, añadimos el aceite y trituramos hasta que nos quede un puré fino. Ahora añadimos el agua hasta que consigamos el espesor que más nos guste y condimentamos con vinagre y sal. Por último, lo dejamos enfriar hasta la hora de servir.

Los que habéis hecho gazpacho antes os habréis dado de un detalle: ¡nuestro gazpacho no lleva pan! Así es, lo hemos sustituido por el melocotón que, además de espesarlo y darle un toque de sabor, añade vitaminas y lo hace más ligero. Para acabar un par de trucos: antes de añadir el agua hay quien prefiere pasar las verduras por un pasapurés para luego no encontrar hebras ni trocitos; también podéis hacer el gazpacho directamente con agua fría (si teneis prisa en comerlo) pero con agua templada los ingredientes ligan mejor.

Este plato se puede acompañar con verduritas muy picadas, picatostes de pan o taquitos de jamón. ¡A disfrutar!

Helado de cheescake

Estándar

Los que nos hayáis visitado alguna vez habéis podido comprobar que nuestras tartas están deliciosas. Y aunque en verano también apetecen, esta semana os traemos la versión helada de una de las más populares: la cheescake. La receta es del blog Gastronomía&Cía y es facilísima de hacer. Sólo necesitas unos minutos para preparar la base y unas horas para que se congele y ya tienes tu helado de cheescake listo para tomar.

la-leche-movimiento-del-remolino_21158069

Ingredientes para 4 personas:

  • 110 gramos de frambuesas frescas,
  • 130 gramos de queso quark espeso (speisequark),
  • 50 gramos de leche,
  • 50 gramos de azúcar invertido,
  • 10 gramos de azúcar,
  • unas gotas de esencia de vainilla.

Preparación:

Limpia y seca las frambuesas cuidadosamente. Pon en el vaso de la batidora el queso quark, la leche, las frambuesas, el azúcar invertido y el azúcar normal, y unas gotas de esencia de vainilla, también puedes sustituirla por las semillas de una vaina.

Tritura hasta obtener una crema un poco densa, pruébala y si notas el punto de dulzor al gusto, puedes incorporarle un poco más de azúcar porque al estar congelado en su degustación, el punto dulce en el paladar se reduce.

Vierte el preparado del helado de frambuesa y queso en los moldes, coloca los palitos y alisa la superficie con una espátula de pastelería, aunque quizá sea suficiente con dar unos ligeros golpes de los moldes sobre la superficie de trabajo para que se asiente.

Introduce los moldes en el congelador y deja un mínimo de cuatro o cinco horas. Pasado este tiempo podrás desmoldar los helados de frambuesa y degustar o envasar para conservarlo durante más tiempo en el congelador, en unas bolsitas de papel que puedes hacer tú mismo con papel vegetal, papel parafinado u otro papel apto para la alimentación decorado, así lucirá más cuando se lo presentes a tus comensales.

Helado de coco (sin heladera)

Estándar

Estrenamos mes y ya estamos en lo más calentito del verano. Muchos de vosotros estaréis de vacaciones. Unos cuantos, haciendo planes para disfrutarlas dentro de 15 días. Si sois como nosotros, aprovecharéis los días de descanso para…¡comer helado! Y es que cómo no nos va a encantar, es dulce y refrescante. Por eso nos encanta traeros esta semana la receta de un helado que podéis hacer en casa, sin necesidad de usar heladera. La hemos encontrado en el blog de Knnot (al que también pertenece la foto) y nos parece maravillosa.

 

Ingredientes:

  • 100g de azúcar blanco (½ taza)
  • 50g de azúcar invertido (2 cucharadas rasas) ⇢ BONUS
  • 150g de coco rallado (1 taza)
  • 400ml de nata para montar (+35% de materia grasa)
  • 400ml de leche entera (casi 2 tazas)
  • 400ml de leche de coco (1 lata)

Preparación:

En un cazo ponemos la leche, el azúcar blanco, el azúcar invertido y el coco rallado, primero a fuego fuerte hasta que hierva, después cocinar a fuego bajo unos 3-4 minutos, con cuidado que no rebose la leche.

Dejar enfriar y añadir la leche de coco y la nata. Mezclar bien y poner en un recipiente grande, un bol, un contenedor metálico típico de helados o un tupper cualquiera (este será el recipiente que permanezca en el congelador). Meter en el frigo durante una hora y media. Después sacar la mezcla, todavía líquida, remover bien y meterlo en el congelador.

Durante las próximas horas deberemos estar atentos. Es importante remover el helado cada 45 minutos, diluyendo todos los grumos que se crean en las paredes y en la superficie de la mezcla, para evitar que cristalice y se congele. Repetir esto 3 ó 4  veces, o hasta que el helado se vuelva cremoso.

Si os ha gustado y queréis leer más (o tenéis alguna duda sobre esta receta) podéis consultar la entrada original en el blog de Knnot.