Archivos Mensuales: septiembre 2014

Receta de galletas de avena suecas muy fácil.

Estándar

Parece que el otoño ha entrado con fuerza este año. Cielos nublados, temperaturas que bajan y lluvia invitan a pasar las tardes relajándose en frente de una taza de té. Para acompañarlo esta semana compartimos con vosotros la receta de unas galletas suecas facilísimas de hacer y que además están bien ricas. Las galletas suecas de avena.

 

Ingredientes:

  • 75 grs de mantequilla sin sal.
  • 100 grs de copos de avena.
  • 150 grs de azúcar blanquilla.
  • 1 huevo mediano.
  • 1 cucharada de harina.
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal).

Preparación:

Primero derretimos la mantequilla en un bol y la mezclamos con los copos de avena. Dejamos reposar 5 minutos. Después añadimos el azúcar, mezclamos bien y añadimos el huevo batido. Volvemos a mezclar bien y añadimos la harina y la levadura. Mezclamos todo hasta que quede una masa homogénea.

Precalentamos el horno a 175º. Mientras forramos una bandeja de horno con papel para hornear y vamos poniendo bolas de masa del tamaño de una nuez. Cuidado de no hacerlas más grandes o de ponerlas muy juntas porque al cocer se expandirán y podría pegarse. Se hornean durante 8 minutos o hasta que los bordes estén doraditos. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar en la bandeja un minuto o dos antes de cambiarlas a una rejilla (para que en el cambio no se deformen) y en la rejilla las dejamos ya enfriar finalmente. No deben tardar mucho ya que son unas galletas muy finitas.

Y esto es todo. Ahora toca disfrutar de esa taza de té y de nuestras galletas suecas de avena. Si os ha gustado esta entrada también podéis seguirnos en Facebook.

Chocolate caliente y marshmallows caseros para las tardes de otoño.

Estándar

Tras largos meses de disfrutar de la playa, del sol, del calor y, en definitiva, de todas las cosas maravillosas que tiene el verano hoy ¡cambiamos de estación! Con el cambio de estación retomamos algunos de nuestros hábitos favoritos del otoño/invierno. Porque a quién no le gusta leer un libro al calor del hogar mientras disfrutamos de un buen chocolate. Como sabéis, en nuestra carta podéis encontrar una buena variedad de bebidas calientes para reconfortarnos en las tardes de otoño, entre ellas unos ricos chocolates. Así que la receta de esta semana es un dulce que servirá para darle un toque más especial a nuestra taza de chocolate, marshmallows (o nubes) caseros.

Ingredientes:
– 500 grs de azúcar
– 250 ml de agua
– 15 grs de gelatina sin sabor
– 2 cucharadas de esencia de vainilla
– Azúcar glas para espolvorear
– Unas gotas de colorante alimentario del color que prefiráis (opcional)
– Moldes pequeños de cupcake o una fuente y aceite para engrasarlos.

Preparación:

En primer lugar tenemos que pensar si vamos a utilizar los moldes pequeños o una fuente más grande y después cortarlo en trozos. El primer paso es  engrasarlos ligeramente con una servilleta y una pizca de aceite. Luego los espolvoreas con  una parte del azúcar glas.
Calentamos la mitad del agua y la ponemos en un recipiente para batir. Echamos la gelatina y dejamos que se vaya deshaciendo sola. Mientras con la otra mitad del agua y el azúcar hacemos un almíbar de la siguiente manera: ponemos el azúcar en una cacerola junto con el agua, lo dejamos que hierva sin remover. Cuando se forme una espumita y veamos que va espesando comprobamos el punto. Ponemos un poco de almíbar entre la yema de dos dedos, si al separarlos se forman unos hilos es que ya está.
Cogemos ahora el bol con la gelatina y batimos fuerte con la batidora hasta conseguir un poco de espuma. Entonces agregamos poco a poco el almíbar (dejando caer un hilito). Cuando espese un poco es el momento de añadir la vainilla y el colorante  y sin bajar el ritmo de batido continuamos entre 7 y 12 minutos más hasta que obtengamos un merengue firme.

Ahora sin perder tiempo ponemos nuestra mezcla en el molde que hayamos decidido; o bien los moldecitos de cupcake (para lo que te puedes ayudar de una manga pastelera) o bien en un recipiente más grande para que luego podamos cortar trocitos. Deja enfriar y espolvorea con más azúcar glas. Si has optado por el bol grande, puedes desmoldar una vez frío y cortarlo de las formas que más te gusten.

Y ahora sólo tienes que buscar un rincón agradable, prepararte una buena taza de chocolate a la que añadirle los marshmallows y disfrutar de las tardes de otoño.

Si te ha gustado esta entrada también puedes seguirnos en Facebook.

Tarta de chocolate blanco, Lacasitos y Kit-Kat.

Estándar

Algo muy importante a la hora de hacer una tarta es la decoración. Recuerdo cada vez que he ido a un cumpleaños cuando era pequeña, haber deseado con todas mis fuerzas que en el trozo de tarta que me tocara hubiera una florecita de oblea o una guinda. Últimamente podemos ver auténticas obras de arte hechas de tarta, maestros a la hora de esculpir merengue o artesanos del fondant. A nosotros nos encantan las tartas bonitas, pero además os traemos la receta para hacer una decoración sorprendente y fácil. Muy atentos:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche.
  • 130 gr de flan en polvo.
  • 1 paquete de galletas de chocolate.
  • Kit-kat para decorar.
  • 2 tabletas de chocolate blanco.
  • Lacasitos para decorar.

 

Preparación.
Ponemos el litro de leche en un recipiente junto con el flan en polvo y, mientras lo tenemos a fuego lento, vamos añadiendo poco a poco el chocolate blanco moviendo la mezcla para que se funda. Una vez está fundido dejamos que la mezcla llegue a hervir.
Con un poco más de leche vamos bañando las galletas y las vamos poniendo en el molde de nuestra tarta para hacer la base. Una vez hecho esto, ponemos la mezcla de leche, flan y chocolate en el molde y la dejamos que se enfríe hasta que cuaje bien.
Finalmente colocamos las barritas de Kit-Kat alrededor de la tarta y la cubrimos de Lacasitos.
Aunque esta vez hemos decorado con lacasitos, podéis poner fruta, hacer dibujos con plantillas y azúcar glass,montar alguna escena con pequeños juguetes… Además podéis hacerla también con Kit-Kat de chocolate blanco o del sabor que prefiráis.

Si te gustan nuestras recetas puedes seguirnos en Facebook, donde encontrarás información sobre nosotros, tartas, café, arte y mucho más.

Preparar una tarta de manzana fácil

Estándar

Hace unos días me invitaron al cumpleaños de una amiga y se me ocurrió regalarle una tarta. Como era una ocasión especial, pero no tenía mucho tiempo para prepararla, decidí llevar una tarta que mi madre prepara muy a menudo y que me encanta desde pequeña. La merienda perfecta para mi era un trozo de tarta de manzana con un vaso de leche. Como en casi todas las recetas de madre, cuando le pregunté por las cantidades eran medidas tan extrañas como “a ojo” o “cuatro o cinco manzanas”. Yo las he ajustado mejor, sólo decir que los vasos de la receta son vasos de 250 ml y que no hace falta colmarlos. El resto es sencillísimo. ¡A cocinar!

 imagen

Ingredientes:

  • 1 kg de manzanas amarillas.
  • 3 huevos.
  • 1 vaso de harina.
  • 1 vaso de azúcar.
  • 1 vaso de leche.
  • 1/2 sobre de levadura tipo Royal.
  • Mantequilla.
  • Mermelada de melocotón.

Preparación.
En primer lugar ponemos el horno a precalentar a temperatura media. Reservamos una manzana para decorar y el resto las lavamos bien y las troceamos con piel y todo. Ponemos las manzanas troceadas en un bol y añadimos los vasos de harina, leche y azúcar, los tres huevos y la levadura. Trituramos todo en la batidora hasta que nos quede un puré sin grumos. Engrasamos un molde de horno con la mantequilla y vertemos el puré en el. Cortamos la manzana que nos queda en láminas finas y decoramos la superficie de nuestra tarta. La metemos en el horno y la dejamos hasta que esté doradita, más o menos tardará una hora. Por último la sacamos del horno, la dejamos enfriar y decoramos con una capa de mermelada de melocotón por encima.

Y lista para comer. Si te ha gustado nuestra receta también puedes seguirnos en Facebook.

 

Bienvenido septiembre. Muesli con frutas rojas.

Estándar

Ya está aquí septiembre y con él viene la vuelta al día a día. Al volver de las vacaciones muchos tenemos la sensación de que comienza una nueva etapa de la vida, el efecto “año nuevo”. Traemos las pilas cargadas y muchas ganas de mejorar nuestras vidas y hacemos una lista de propósitos. Y, cómo no, encabezando esta lista suele estar el cuidarnos más y hacer deporte. Para que esto nos resulte mucho más fácil esta semana compartimos con vosotros la receta de un desayuno sano y ligero, muesli con frutas rojas.


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes

  • Yogur desnatado. 1 por cada dos personas.
  • Nueces naturales.
  • Almendras naturales.
  • Pipas de calabaza.
  • 2 cucharadas de muesli por persona.
  • 1 puñado de frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos).

Preparación.

Los ingredientes de esta receta son muy flexibles. Hemos afinado con las cantidades de yogur y muesli para que os podáis hacer una idea aproximada, pero a la hora de añadir frutos secos y fruta será a gusto del que lo prepare. Los frutos secos han de estar crudos (mucho ojo con esto) no fritos. La receta es sencillísima, ya que sólo tenéis que mezclar los ingredientes en un bol para tener un desayuno sano y ligero. ¡A disfrutar!


Si te gustan nuestras entradas también puedes seguirnos en Facebook.